¿Me explico?

News

Photo by Štefan Štefančík on Unsplash Photo by Štefan Štefančík on Unsplash

Un nuevo estudio indica que la autoexplicación ayuda a aprender mejor. La autoexplicación es un proceso mediante el cual los alumnos generan inferencias sobre las conexiones causales o las relaciones conceptuales. Se realizó un metaanálisis de la evidencia de investigaciones sobre resultados de aprendizaje en los que los participantes recibieron indicaciones para trabajar la autoexplicación mientras estudiaban o resolvían problemas.

El estudio muestra que sugerir a los estudiantes que elaboren* el material de aprendizaje y formar vínculos conceptuales (autoexplicarse) favorece de manera significativa los resultados de aprendizaje.

Los autores encontraron que la autoexplicación tiene fuertes efectos en casi todos los materiales de aprendizaje (por ejemplo, resolución de problemas, ejercicios), tipos de aprendizaje (por ejemplo, conceptual, de procedimiento), y temas de aprendizaje (por ejemplo, matemáticas, ciencias, ciencias sociales). Además, su análisis mostró que el tiempo dedicado a autoexplicarse es más efectivo que el tiempo dedicado a estudiar de otra manera (por ejemplo, volver a estudiar o practicar los problemas).

El estudio sugiere que los profesores deberían, en la medida de lo posible, incitar a los alumnos a que se expliquen a sí mismos y entre ellos, para mejorar sus resultados de aprendizaje.

* La práctica de elaboración del material hace referencia principalmente a hacerse preguntas y crear conexiones. Aquí más información sobre elaboración.

Fuente: Bisra et al. (2018) Inducing self-explanation: a meta-analysis. Educational Psychology Review DOI: 10.1007/s10648-018-9434-x